Dolor de rodilla originado en el cartílago: ¿qué opciones tiene?

El dolor de rodilla puede ser causado por distintas razones, una de ellas es por algún daño en el cartílago. Para poder dar solución a lesiones de cartílago de rodilla tratamiento es necesario acudir con el médico. Recordemos que todas las personas sin importar su edad o la actividad física que realizan están expuestas a tener dolor en las rodillas en algún momento.

Podemos sospechar que el cartílago es el culpable del dolor cuando la molestia se da en una sola rodilla, el malestar es concentrado, hay inflamación constante. En cambio, cuando existe un dolor generalizado y es una o las dos rodillas las que se ven afectadas, es posible que se trate de artritis.

En cualquier caso está el Dr. Jaime Torres Trejo, especialista en Ortopedia y Traumatología, miembro de American Association of Orthopedic Surgeons y certificado por el Consejo Mexicano de Ortopedia y Traumatología A.C.

Además, tiene una subespecialidad en cirugías articulares con énfasis en microcirugía y reemplazos articulares de hombro, rodilla y cadera en el Instituto de Ortopedia del Hospital Zambrano Hellion.

¿Cuál es la función del cartílago?

El cartílago se encuentra entre las articulaciones, justo en el extremo de los huesos, además podemos encontrar dos diferentes tipos de cartílago. Uno de ellos es precisamente el cartílago articular y es el encargado de dar una superficie adecuada para que los huesos puedan moverse fácilmente entre sí.

También están los meniscos, estos se encuentran entre los huesos de la articulación y su función es dar amortiguamiento para que no choquen entre sí.

Lo que sucede con el cartílago es que no es capaz de sanarse a sí mismo debido a que el suministro de sangre que tiene no es suficiente. Por eso, cuando se lesiona o existe algún daño como desgarró, su sanación no es tan sencilla, se puede por los avances de la medicina, pero requiere de intervención de traumatólogos en Monterrey.

Cuando existen lesiones en el cartílago el especialista determinará si se trata de una lesión superficial, es decir, cuando el cartílago se dañó, pero el hueso que lo sostiene sigue sano. También hay una lesión profunda en donde el daño está tanto en el cartílago como en el hueso.

Diferentes procesos dependiendo de la lesión

Si se trata de una lesión en donde solo el cartílago está dañado, el tratamiento no suele ser tan complicado. Suele hacerse un procedimiento en donde el especialista limpia el área afectada, saca el cartílago que está dañado. El objetivo del tratamiento es que las células coaguladas que quedarán en el lugar se conviertan en cartílago, esto se logra a través de terapia y ejercicio específicos para estimular la sustancia que ha quedado en el hueso. Es necesario hacer los ejercicios o de lo contrario el área se volverá rígida.

Cuando el área dañada no es grande, este procedimiento es exitoso, siempre y cuando el paciente se comprometa a realizar su parte de la rehabilitación. Como en todos los tratamientos, el paciente debe tomar parte activa en los cuidados una vez que regresa a casa y a su vida cotidiana, ya que por más que el mejor traumatólogo en Monterrey haga un buen trabajo, si no se siguen las indicaciones se corre el riesgo de no sanar adecuadamente.

Por otro lado, está la posibilidad de necesitar reparación del cartílago, por lo general esto sucede cuando falta una porción de hueso a causa de alguna afectación. Cuando esto pasa es necesario hacer un trasplante de hueso y cartílago. El objetivo es que el hueso que se le implante se adhiere al hueso sano, en sí, la zona se verá beneficiada por la implantación de cartílago maduro y sano.

Depende del tamaño del área afectada y las lesiones de cartílago de la rodilla para determinar el procedimiento. Si es un área pequeña es posible que el trasplante sea solo una clavija de hueso y cartílago, lo que no puede suceder si el área es más grande.

Para determinar el tipo de intervención y en general el tratamiento que es ideal para los pacientes, debe ir con el especialista que hará una revisión de los síntomas. Además, le hará una serie de preguntas sobre su condición a fin de tener toda la información para conocer su historial médico, verificar si ha tenido algún tratamiento anterior, si ha tomado medicamento, inyecciones, si ha llevado fisioterapia, incluso si ha pasado por alguna intervención anterior.

Por supuesto, también están los exámenes físicos cuyxo objetivo es hacer una evaluación de la inflamación, del dolor, las articulaciones, su alineación, entre otras cuestiones. Si es necesario se hará pruebas de imagen como radiografías, resonancias magnéticas, de esta manera se obtiene una visión detallada del tamaño de la afectación y su ubicación.

Todos estos datos ayudarán a determinar la situación real del paciente para decidir cuál es la mejor opción. Es importante comentar que si la solución óptima es una operación, no hay de qué preocuparse ya que hoy en día con los avances tecnológicos, la mayoría de las intervenciones son ambulatorias y no invasivas.

Además, según la intervención que se le haya realizado, la persona requerirá del uso de muletas por algunas semanas, la que pueden usarlas desde seis hasta ocho, y posteriormente un periodo de fisioterapia.

Cada persona es diferente, por lo que el tiempo de recuperación de lesiones de cartílago de la rodilla puede variar considerando también el tipo de fractura, si fue leve o grave, si fue solo de cartílago o incluyo hueso. Por lo que, el retorno a actividades de forma normal puede ser variable y puede ir desde seis meses y extenderse a un año y medio. Lo que debe hacer si está en recuperación es comprometerse con su tratamiento.

Si tiene lesiones o fracturas, entonces necesita un ortopedista, vaya con el Dr. Jaime Torres Trejo. Puede mandar un correo electrónico a jttortopedia@gmail.com para cualquier pregunta que tenga o hablar al teléfono (81) 1711 9406 y agende una cita.

Jaime Torres Trejo - Doctoralia.com.mx

Contacto

Open chat
1
Estoy disponible, ¿ Te puedo ayudar en algo?