La prótesis de rodilla: empleada para la osteoartritis

Prótesis de rodilla en Monterrey

En esta oportunidad hablaremos sobre algunos aspectos relacionados con la artroplastia total de rodilla, mejor conocida como cirugía de prótesis de rodilla en Monterrey, para que puedas entender si necesitan someterse a este tipo de cirugía. Durante años, el Doctor Jaime Torres Trejo se ha especializado en prótesis de rodilla total y microcirugía para mejorar la calidad de vida de las personas que requieren de volver a tener la funcionalidad óptima en sus articulaciones.

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis (OA), anteriormente llamada «artrosis», es un proceso degenerativo, inflamatorio e inmunológico del sistema articular, membrana sinovial, músculos, cartílagos, ligamentos y huesos. Al menos 240 millones de personas en todo el mundo padecen osteoartritis. Los síntomas como dolor, movilidad reducida y calidad de vida comienzan en promedio a los 55 años.

La osteoartritis no tiene cura, pero se ha estudiado mucho sobre nuevos conceptos, prevención y tratamiento. Hoy en día, la osteoartritis es una enfermedad considerada heterogénea y de causa multifactorial, como traumatismos, cirugías, obesidad, desalineación articular, genética, envejecimiento y tabaquismo. Los sitios más afectados son: rodilla, mano, cadera y columna.

Osteoartritis de rodilla

La osteoartritis de rodilla o gonartrosis es una enfermedad irreversible que da como resultado la degeneración del cartílago de esta articulación, provocando su desgaste progresivo. El agravamiento de esta enfermedad conduce al dolor y la deformación de la rodilla, lo que lleva a una marcada disminución de la capacidad funcional y la calidad de vida de la persona.

Factores de riesgo

Aunque no existe un factor causal predominante, algunos factores de riesgo se han asociado con la gonartrosis son:

  • Edad (más común en los ancianos).
  • Sexo femenino (prevalencia del 15.8% en mujeres frente al 8.6% en hombres).
  • Sobrepeso/obesidad.
  • Lesiones en la rodilla afectada.
  • Actividad física de alto impacto (por ejemplo, correr).
  • Trastornos metabólicos y endocrinos (por ejemplo, diabetes, gota).
  • Enfermedades inflamatorias de las articulaciones.

Síntomas de la osteoartritis de rodilla

Los síntomas principales de la osteoartritis son:

  • Dolor de rodilla (gonalgia): empeora a lo largo del día con el movimiento y el esfuerzo y mejora con el reposo (llamado dolor mecánico); la ubicación y la intensidad del dolor dependen del tipo de lesión articular.
  • Inestabilidad: falta de confianza en la rodilla, que puede provocar una caída.
  • Bloque de rodilla.
  • Edema (hinchazón).
  • Pérdida de la movilidad articular normal: dificultad para flexionar y estirar la rodilla.
  • Limitación de la marcha: causada por el dolor asociado.

¿Cuándo recurrir al reemplazo de rodilla?

Si la rodilla está severamente dañada por artrosis o artritis en todos sus compartimentos, incluso caminar o subir escaleras puede ser difícil y se siente un dolor continuo incluso en reposo. En estos casos, los tratamientos no quirúrgicos para la gonartrosis ya no son efectivos y se debe considerar el reemplazo total de rodilla. La artroplastia total de rodilla es segura, elimina el dolor y también corrige las deformidades de la pierna. Después de esta cirugía, podrá reanudar su vida y sus actividades habituales.

Historia y evolución del reemplazo de rodilla

Las primeras prótesis totales de rodilla se implantaron en 1968. A lo largo de los años, las constantes mejoras en los materiales quirúrgicos y las técnicas protésicas han incrementado significativamente la eficacia de este tipo de cirugía.

Actualmente, se considera una operación segura, tanto que en México se implantan cada año decenas de prótesis de rodilla en Monterrey debido a diversos factores como la osteoartritis y la artritis reumatoide. En este artículo seguiremos explicando todo lo relacionado a esta intervención que permite mejorar la calidad de vida de las personas con técnicas menos invasivas gracias a los avances en la tecnología y medicina.

Descripción de la cirugía

En su forma más clásica, la prótesis de rodilla consiste en un recubrimiento completo de la articulación. De hecho, cubre por completo tanto la superficie articular de la tibia como la del fémur. A discreción del cirujano, también se puede recubrir la rótula.

Queriendo simplificar el procedimiento para implantar una prótesis de rodilla, se pueden identificar algunos pasos estándar de la intervención.

Implante de componentes metálicos

Consiste en implantar dos componentes metálicos articulares, uno para el fémur y otro para la tibia, que formarán la nueva articulación.

Implante de rótula

Puedes decidir si implantar o no también la prótesis rotuliana, en función del estado de este hueso y de los síntomas del paciente. También se toma en cuenta el grado de desgaste que pueda presentar la persona.

Insertar posicionamiento

Entre los dos componentes metálicos, el fémur y la tibia se coloca un inserto de polietileno (el polietileno es un plástico de alto peso molecular) para crear una superficie deslizante. El inserto puede ser fijo (en este caso hablaremos de prótesis de placa fija) o móvil alrededor de un pasador central (en este caso hablaremos de prótesis de placa giratoria).

Características distintivas de una prótesis

Más allá de los diseños protésicos individuales de las distintas empresas, lo que necesita saber es si se implantará:

  • Una prótesis total tradicional, que provoca la extracción de ambos ligamentos cruzados (denominados PS, es decir, postestabilizados).
  • Una prótesis con solo la extracción del ligamento cruzado anterior (llamado CR, es decir, con la preservación del ligamento cruzado posterior).
  • Una prótesis con la preservación de ambos ligamentos cruzados.

Incluso si no eres médico, ya habrás adivinado que, de las tres soluciones enumeradas anteriormente, la prótesis que permite la preservación de los ligamentos cruzados es la menos invasiva; pero la prótesis de rodilla en Monterrey dependerá de los requerimientos del paciente y el desgaste que presente en sus articulaciones.

¿Cuándo es necesaria la intervención?

Antes de hablar sobre cuándo es necesario operar, me gustaría presentarles algunos conceptos importantes. La primera es que no existe una edad ideal para someterse a una artroplastia de rodilla. Esto significa que puede ser necesario implantarte una prótesis si son jóvenes o tienen más de 80 años, solo depende del estado de la articulación.

Además, deben saber que durante la visita podremos ofrecerles un reemplazo de rodilla unicompartimental en lugar de una prótesis total. Para eso, es necesario realizar un examen a profundidad e imágenes radiográficas que permitan ver el estado de la articulación para dar un tratamiento óptimo y exitoso en cada caso en particular.

A la luz de estos conceptos, la regla es que la prótesis se implanta cuando una persona siente la necesidad, quizás porque quiere mejorar la calidad de su vida. Los parámetros a partir de los cuales decidir si operar o no son el dolor y la limitación funcional que provoca la gonartrosis. Es ahí donde el mejor traumatólogo en Monterrey se encargará de evaluar sus casos en particular para darles el tratamiento adecuado.

Desafortunadamente, el momento de operar podría llegar pronto, ya alrededor de los 30 a 40 años, aunque es poco común. Este es el caso, por ejemplo, de pacientes que han sufrido traumatismos graves o sujetos con formas violentas de artritis reumatoide. Sin embargo, habitualmente el paciente con artrosis de rodilla que es operado para implantar una prótesis tiene entre 45 y 90 años.

La visita del cirujano es fundamental para decidir la mejor estrategia a seguir. Antes de decidir si se someterse a una cirugía, será imprescindible una visita en la que evaluaré:

  • La situación general.
  • Su estado de salud.
  • La funcionalidad real de la rodilla o si existen déficits en extensión o flexión, así como desviaciones importantes del eje varo o valgo.

También les pediré que me muestres las pruebas realizadas (generalmente las radiografías y/o la resonancia magnética) y, si lo considero oportuno, podré prescribir exámenes adicionales (por ejemplo, radiografías de rodilla en determinadas posiciones). Si, como consecuencia de esto, considero necesario operar, sugeriré el tipo de intervención y explicaré en detalle qué hacer.

Expectativas después de la cirugía

Es muy importante que sepan lo que puede esperar de una artroplastia total de rodilla. Los principales beneficios de la cirugía son la desaparición total del dolor o al menos su drástica reducción, la mejora de la función articular de la rodilla y una corrección del eje de la pierna.

Pacientes jóvenes

Dado que las personas jóvenes tienden a ser más activas que las personas mayores, a menudo se piensa que esto limita el peligro de sobrecarga y desgaste de la prótesis. Si siguen las instrucciones que les daré en el postoperatorio, podrán llevar una vida prácticamente normal.

Obesidad

No hay duda de que, si eres una persona obesa, surgen dificultades técnicas y aumenta el riesgo de complicaciones. A pesar de esto, la obesidad no se considera una contraindicación para el reemplazo total de rodilla.

Prótesis de rodilla y deportes

Con el aumento de la edad media, el problema de la actividad deportiva con la prótesis de rodilla en Monterrey es más relevante que nunca. Con respecto a los tiempos de recuperación, podrá reanudar la actividad física ligera después de solo 8 semanas después de la cirugía. Entre las actividades físicas permitidas se encuentran la natación, el golf, el ciclismo, el senderismo y el esquí (preferentemente esquí de fondo).

Los ortopedistas en Monterrey son los especialistas indicados para tratar la osteoartritis y las consecuencias que traen a las articulaciones como la rodilla. Para ser atendido por mí, llámenme al (81) 1711 9406 o escríbanme a jttortopedia@gmail.com.

Jaime Torres Trejo - Doctoralia.com.mx

Contacto

Open chat
1
Hola
¿Deseas agendar una cita?