Sabe los efectos del envejecimiento en el cuerpo a nivel articular y de cartílago

Lesiones de cartílago de rodilla tratamiento

Es normal que con el paso de los años las articulaciones se desgastan, esto no tiene que ver con la salud de la persona. Con el envejecimiento la movilidad del cuerpo verá cambios, lo mismo con los tejidos conectivos. Los cambios propios de la edad pueden dar lugar a lesiones de cartílago de rodilla tratamiento que requieren ser tratadas por un especialista.

El Dr. Jaime Torres Trejo, especialista en ortopedia y traumatología, cursó estos estudios en el Instituto de Ortopedia del Hospital Zambrano Hellion y puede ayudarle en su situación, ya sea una lesión o trauma. Tiene una subespecialidad en cirugías articulares, en énfasis en microcirugía y reemplazos articulares de hombro y rodilla.

El tejido conectivo y sus cambios relacionados con la edad

Algunas de las alteraciones que se producen con la edad son una mayor rigidez, una disminución de la fuerza y una reducción del contenido de agua. También suceden modificaciones en los huesos, lo que tiene un impacto en la movilidad de las articulaciones y por ende de la movilidad en general del individuo. En este sentido, el hueso subcondral (que se encuentra debajo del cartílago articular) se ve disminuido en su grosor y densidad con los años.

Desgaste del cartílago

El cartílago sufre por el envejecimiento y existe un desequilibrio entre la acción catabólica y anabólica por la producción de inflamatorios en el cartílago y la articulación que lo rodea; por esta razón el cartílago se vuelve más delgado, por lo que las articulaciones se vuelven más rígidas y menos flexibles, puesto que el líquido sinovial baja de nivel. Por su parte, los ligamentos se acortan y su flexibilidad se ve comprometida; es precisamente esto lo que ocasiona una rigidez en las articulaciones. Estos factores pueden provocar lesiones, si esto sucede es necesario acudir con traumatólogos en Monterrey para que den un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Reducción del líquido sinovial

El líquido sinovial está encargado de lubricar las articulaciones para que pueda darse un movimiento delicado y ayuda a amortiguar naturalmente las articulaciones y otros tejidos. Disminuye con la edad, lo que provoca que su habilidad y capacidad para funcionar con la misma eficacia en la amortiguación y la lubricación se ve comprometida. Esto puede llevar a lesiones, si es así es necesario acudir con ortopedistas en Monterrey especialistas para que vean el caso y le den atención personalizada.

Disminución en la producción de colágeno

Otro elemento localizado en el cartílago, tendones, ligamentos, huesos y en la piel es el colágeno, que se encarga de mantener el sistema musculoesquelético flexible. Con la edad, los niveles de colágeno en el cuerpo van disminuyendo, situación que comienza desde los 25 años. El resultado son ligamentos, tendones, huesos y cartílago frágiles, con menos flexibilidad. Un ejemplo de ellos es el encontrar unos tendones más rígidos y quebradizos.

¿Qué sucede con el rango de movimiento?

Con la edad, el rango de movimiento articular se ve disminuido, sin embargo, no se trata de un fenómeno uniforme. En este sentido, puede verse como distintas articulaciones muestran diferentes grados de movimiento restringido, al mismo tiempo existen diferentes patrones de limitaciones direccionales. Aunque de manera general, esto puede dar lugar a afectaciones graves que requieren de un tratamiento de lesiones de cartílago de rodilla y otras articulaciones.

Dentro de la disminución del rango de movimiento la columna es una de las que tiene una mayor reducción, sobre todo su flexibilidad lateral y extensión. También se puede notar disminución en el movimiento de las caderas, el tobillo y el hombro.

Una de las actividades que pueden ayudar a mantener un buen rango de movimiento y prevenir cambios con relación al envejecimiento en donde se ven afectados músculos, huesos y articulaciones, es el ejercicio. Tenga presente que nunca es demasiado tarde para vivir un estilo de vida activo y disfrutar de los beneficios.

Cuando se acostumbra a realizar ejercicio la pérdida ósea se da en menores proporciones y el fortalecimiento de los huesos se mantiene por más tiempo. Por lo tanto, aunque se trate de personas de la tercera edad es posible aumentar la masa muscular y la fuerza mediante actividades que están diseñadas específicamente para cada persona de acuerdo con su condición física.

También es bueno que se practiquen movimientos que ayudan a ejercitar el equilibrio y la coordinación, ya que esto ayuda a minimizar los riesgos de sufrir alguna caída. Además, realizar actividades físicas es un gran auxiliar para que enfermedades degenerativas como la osteoporosis se retrasen en su desarrollo, puesto que la densidad ósea se mantendrá por más tiempo.

De hecho, caminar e incluso practicar pesas son grandes aliados para conservar la masa ósea. Incluso, aquellos ejercicios que involucran la torsión o rotación, es decir, los movimientos en donde las inserciones musculares tiran del hueso también ayudan a mantener unos huesos fuertes.

Incluso las personas de la tercera edad que ya tienen un desgaste considerable en su cuerpo que no les permite soportar peso, pueden hacen ejercicio de bajo impacto, como el realizado en albercas o hidroterapia, lo que lleva a experimentar aumentos en la masa ósea y muscular; en comparación con las personas mayores que se mantienen en un estado de sedentarismo. Por otro lado, practicar sesiones de estiramiento es perfecto para que las articulaciones sigan manteniendo una flexibilidad y movimiento sano por más tiempo y tener una mejor calidad de vida.

Si ha tenido lesiones de cartílago de rodilla o en otras articulaciones con anterioridad, debe ir de inmediato con un especialista para que considere y diagnostique la gravedad y si puede tener efectos severos conforme envejece. De esta manera, el médico le brindará el mejor tratamiento de acuerdo con su condición, considerando su estado de salud en general, niveles de dolor, enfermedades relacionadas y cada uno de los síntomas que presenta.

Si tiene dolor en hombros, caderas, rodillas, pies, entre otros, vaya con un especialista que atienda su situación. En este sentido, el Dr. Jaime Torres Trejo le brindará un tratamiento integral. Agende una cita marcando al teléfono (81) 1711-9406 o escriba un correo electrónico a jttortopedia@gmail.com, el Dr. Torres Trejo le dará un trato personalizado a fin de realizar un diagnóstico y un tratamiento adecuado a su enfermedad o situación en particular.

Jaime Torres Trejo - Doctoralia.com.mx

Contacto

Open chat
1
Estoy disponible, ¿ Te puedo ayudar en algo?