Cirugía de cadera

La cirugía de cadera actualmente puede ser en diversas modalidades: abierta, mínima invasión y artroscópica. La cirugía abierta es la más frecuente y de mayor antigüedad, donde se realizan incisiones de mediano tamaño y se aborda a través de músculos y tendones para llegar a la articulación y así poder reparar fracturas, colocar prótesis y realizar procedimientos de diversa índole que requieren de visualización directa a la articulación.

cirugia de cadera

Con el advenimiento de las radiografías y mesas especiales la cirugía abierta se fue evolucionado a mínima invasión, en la que con heridas muy pequeñas e instrumentos especiales introducidos con guías a través de la piel y el hueso, se observan a través de estudios de rayos X sin necesidad de abrir la articulación, pudiendo con mesas especiales o maniobras reducir la fractura y fijarla, llevando esto a una menor herida, por consecuencia menor sangrado y mejor tiempo de recuperación.

La artroscopia de cadera tiene un desarrollo más reciente, esto debido a que se cuentan los instrumentos necesarios para su realización, con modernos sistemas de visualización, iluminación, instrumental especial para su ejecución, así como médicos cada vez más preparados para la utilización de los mismos, ha aumentado su auge debido al diagnóstico de patologías que requiere abordajes de mínima invasión como el pinzamiento de cadera y con excelentes resultados en mejora del dolor y recuperación de la movilidad.

Dentro de las causas más frecuentes de cirugía de cadera siempre tendremos las fracturas de ésta, pueden ocurrir en cualquier edad entre la adolescencia y la vejez, pero sin lugar a dudas la tercera edad es la más afectada ya que estos pacientes tienen cada vez menor calidad ósea, mayor dificultad para su movilización y requerimientos especiales en sus hogares, la mayor parte de ellos se fractura al torcer la cadera o tropezar con objetos en el suelo.

Estos pacientes requieren de una atención de urgencia, ya que la cirugía en estas fracturas causa una enorme discapacidad y dolor, siendo proporcional su pronóstico al tiempo que dure en cama y las enfermedades que padezca, la mayoría de estos pacientes tienen otras enfermedades que juegan un papel importante en los días en que se trazará su evento quirúrgico, es relevante comentar que la opción de no operar no es aceptable ya que está demostrado que el paciente que sufre una fractura de cadera quedará postrado en cama y se complicará con otras enfermedades al no moverse, llevando esto a una muerte temprana.

Existen múltiples métodos para fijar la fractura de cadera, todos ellos demostrando su fiabilidad y efectividad, se debe usar el método que conozca y domine el cirujano para obtener los mejores resultados. El abordaje puede ser completamente abierto o mediante mínima invasión, en estos pacientes la artroscopia no es una opción.

Posterior a su cirugía la mayoría de los pacientes podrán movilizarlos de forma inmediata con confianza y poco dolor, pudiendo algunos pacientes ser capaces de estar caminando con asistencia en los primeros 7 días, contarán con una herida o varias pequeñas heridas que únicamente se vigilarán hasta su retiro de puntos. Está indicado llevar un proceso de rehabilitación, el cual los ayudará a recuperar su función y mejorar su dolor debido a la cirugía. Normalmente se espera que el hueso este consolidado alrededor de los 3 meses, tiempo en el cual el paciente debe estar caminando con normalidad.

Actualmente se ven padecimientos que causan dolor y discapacidad de cadera en pacientes más jóvenes, lo cual ha llevado a un estudio profundo del pinzamiento femoroacetabular, que es un padecimiento en el cual extremos o salientes óseas que conforman la articulación chocan causando dolor y limitación funcional, acelerando el proceso de desgaste de la articulación. Por lo que se requieren técnicas más avanzadas para su abordaje y tratamiento, y ahí artroscopia de cadera se hace cada vez más frecuente tratando este tipo de padecimientos. Esta técnica cada vez ha ido ganando más terreno y los especialistas se adiestran para su realización, al igual que en hombro y rodilla todo se hace a través de heridas pequeñas de 1 a 2 cm, ocupando material y mesas especiales para su ejecución. Con este procedimiento se trata de reducir esas salientes óseas que causan choque y dolor, además de funcionar de manera preventiva limitando el desgaste de esta.

La cirugía de cadera también se realiza en niños, sobre todo para padecimientos congénitos, en los cuales las caderas están fuera de su posición o tiene malformaciones, también en niños que sufren infecciones en su articulación y tratando de prevenir las secuelas de estos padecimientos, al igual mejorando su calidad de vida.

Las prótesis de cadera se pueden poner en pacientes en cualquier edad con madurez esquelética, pero la preferencia es que sea después de los 60 años, que es una edad donde sus actividades de vida diaria han disminuido y llevan una vida más sedentaria, pero en la actualidad se operan cada vez más pacientes jóvenes y esto debido a secuelas de padecimientos congénitos como la luxación de cadera, secuelas de infecciones durante la infancia, enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide o en pacientes con secuelas de accidentes que sufrieron fracturas con mal pronóstico desde la lesión. El problema con los pacientes jóvenes es que la prótesis con el nivel de actividad que ellos requieren no durará en su posición y requerirán una cirugía de revisión en corto plazo.

En realidad, la prótesis de cadera es un procedimiento seguro y efectivo ya que de inmediato se siente la diferencia entre antes y después de la cirugía, pudiendo deambular al día siguiente de la misma, hay diferentes técnicas para su colocación y el cirujano debe escoger en la que más tenga experiencia, al igual hay múltiples marcas de implantes con sus variaciones debiendo escoger la más segura y de buena calidad y sobre todo que el cirujano tenga experiencia en su colocación. Su proceso de rehabilitación es rápido y en 2-3 meses están caminando casi sin asistencia, llevando esto a una buena calidad de vida. Hay pacientes que viven con dolor crónico por desgaste, pero llega un momento en que el dolor los imposibilita para caminar y su fortaleza física y de salud no es la adecuada para operarlos, por eso es importante escoger el paciente ideal en el tiempo ideal y así se obtendrán los mejores resultados con los menores riesgos.

En las patologías de la cadera se debe ser muy minucioso en la revisión y el descarte de otras enfermedades, como de columna principalmente, ya que hay pacientes que pueden continuar con dolor a pesar de ser operados y así como tenían problemas en la cadera también tenían enfermedades de la columna que no fueron diagnosticadas.

El ejercicio constante y mantener tus articulaciones lo más elásticas posibles, favorecerá a que tengas una mejor evolución y pronóstico de tu cirugía de cadera. Actívate, muévete y si el dolor no te deja vivir, llámanos para poder ayudarte.

Si deseas una buena atención, con una revisión integral de tus padecimientos y un diagnóstico certero, llama y agenda una cita para una revisión, nosotros podemos ayudarte a mejorar tu estado de salud y recuperar tu función. Visítanos en www.drtorrestrejo.com. Redes sociales Facebook e Instagram. Como @dr.jaimetorres, Envía WhatsApp al +52 (81) 2580 8785, llámanos al (81) 2261 9714 para agendar una cita. Estamos ubicados en el Centro médico del Hospital San José, consultorio 304, en la Colonia Doctores, Monterrey, Nuevo León. La cirugía de cadera actualmente puede ser en diversas modalidades: abierta, mínima invasión y artroscópica. La cirugía abierta es la más frecuente y de mayor antigüedad, donde se realizan incisiones de mediano tamaño y se aborda a través de músculos y tendones para llegar a la articulación y así poder reparar fracturas, colocar prótesis y realizar procedimientos de diversa índole que requieren de visualización directa a la articulación.

Jaime Torres Trejo – Doctoralia.com.mx

Contacto




Open chat
1
Hola
¿Deseas agendar una cita?